La importancia del uso del casco

Nunca es suficiente insistir en el uso del casco.. esta vez queremos ahondar más en el tema y seguir insistiendo en su importancia. Tanto en el ciclismo deportivo (en todas sus disciplinas) como en el uso de la bicicleta como medio de transporte, usar casco es lo primero en materia de seguridad y prevención. En todas las competencias y la mayoría de las cicletadas es una obligación y en las calles es Ley. Aun así, y principalmente en el ciclismo urbano, sigue habiendo personas que no lo usan, creyendo nunca les pasará algo o dando razones como, “no me caigo”, “es incómodo”, “es anti estético”, “es muy caro”, “voy a la esquina no más”, etc.

 

Los accidentes ocurren y a pesar que se pueden prevenir, unos 4500 ciclistas se ven involucrados año a año en accidentes de tránsito y en ocasiones incluso con resultado de muerte. La idea no es asustar, sino promover el uso del caso que literalmente salva vidas y previene accidentes graves.

Un ciclista que va a unos 35Kmh por una ciclo vía o calle y por accidente es interceptado por un vehículo y sale “disparado”. “En esta situación las lesiones pueden ser de mayor gravedad, por la energía involucrada, pudiendo producirse lesiones graves craneanas y columna cervical, con resultados de gravedad mayor e incluso compromiso vital”. Comenta Giovanni Carcuro, traumatólogo de la Clínica Las Condes.

Mantén tu cabeza, ponte un casco.

En el mountainbike, un ciclista aficionado puede alcanzar unos 35 a 40kmh bajando un cerro…” al usar casco se previenen lesiones graves de cráneo y TEC (traumatismos encéfalo craneanos), por lo tanto su uso es fundamental” afirma el profesional.

A veces vemos ciclistas que en subida llevan el casco en una mochila o colgando en el manubrio…si no es una caída, otro ciclista que viene bajando nos podría chocar…si uno es impactado por un ciclista de frente, también arriesgamos un golpe. Según Carcuro “Puede ser aún peor, porque a la potencial caída se le suma el impacto en velocidad lo que agrega energía al accidente y por lo tanto eleva los riesgos y magnitud de la lesión.”

Actualmente la mayoría de los cascos cumplen con la normas de seguridad de estándar mundial y protegen al ciclista de golpes y lesiones. Un casco de $15,000 protege igual que uno de $100,000. La diferencia del precio es por el peso, el diseño, la aerodinámica, etc. El mercado ofrece muchas alternativas y para todos los bolsillos.

Hay que tener en cuenta también que los cascos vencen, a pesar que parezcan en buen estado. Luego de 3 a 4 años, tendríamos que considerar renovarlo y así asegurarnos que el material responderá ante un eventual impacto. En la misma línea, un casco golpeado producto de una caída se debiera desechar inmediatamente. Otro elemento a considerar es el ajuste y calce adecuado del casco. Mal puesto, apretado o suelto, el casco no nos protege como corresponde.

Igual de importante es el uso del casco en los niños. Por mucho que los más chicos usen rueditas y en general no alcancen grandes velocidades al circular en una plaza o veredas, un golpe en la cabeza puede tener consecuencias.

Promovamos su uso con el ejemplo y esperemos que en un futuro cercano no ver ciclistas sin protección.

EL CASCO SALVA VIDAS!!!

Escrito por Chile Rides Cycling.

No se admiten más comentarios